Orientación
Técnicas de estudio: Planificación y estudio
Partamos de un hecho: Hay tiempo para (casi) todo.

Lo del casi es porque si nos metemos en muchas actividades podemos llegar a no desarrollarlas totalmente.Si queremos tener éxito en el estudio, lo primero es pensar que el estudio es lo principal y que por lo tanto las demás actividades deberemos supeditarlas a él.

Una vez asumido este pensamiento, sin el cual todo lo demás fallará, tendremos que hacernos un horario de estudio en un papel de forma limpia y ordenada. Deberemos tener en cuenta trabajos o exámenes que requieran una preparación especial por un periodo de tiempo. Los fines de semana y fiestas también se incluyen.

En segundo lugar tendremos que cumplirlo. Hay personas que opinan que se debería estudiar lo que se necesita para el día siguiente, mientras que otras lo que se ha dado ese día (porque se tiene más fresco) y repasar lo del día siguiente. Nosotros pensamos que se debe usar la primera opción y por lo tanto estudiar lo que se necesita para el día siguiente.

En el horario hay que planificar los tiempos de descanso. Así, por ejemplo, podríamos pensar en estudiar durante tres horas según el siguiente esquema:

Sesión Estudio Descanso
Primera hora 55 minutos 5 minutos
Segunda hora 50 minutos 10 minutos
Tercera hora 45 minutos 15 minutos

Fijaros en cómo el tiempo de descanso va aumentando a medida que realizamos sesiones de estudio más largas.

Por supuesto, esta tabla es orientativa y dependerá del hábito de estudio que se tenga. Los horarios de la tabla pueden resultar demasiado intensos para un estudiante de 10 años, mientras que un opositor a pleno rendimiento puede estudiar 3-4 horas sin descanso alguno.

En general, los requisitos que debe cumplir un horario son:

  • Realista
  • Personalizado
  • Revisable
  • Equilibrado
  • Escrito
  • Concreto

Una de las cuestiones que más se plantean a la hora de diseñar ese horario es: ¿Cuándo es mejor estudiar?.

No es posible dar una respuesta general para todos y por lo tanto cada persona debe observarse para determinar en que momentos puede sacar más rendimiento, pero de cualquier forma es imprescindible estudiar todos los días durante las mismas horas, es la forma de crear un hábito.

Como dijo cierto escritor:

      La inspiración te ha de coger en la mesa de trabajo.

© 2009 Gabinete de Psicología y Pedagogía Rosa Serrate S.L.P.   Tel: +34 976 21 02 81   e-mail: info@tecnicasdeestudio.com